© 2011-2019|¡Más Pimienta!

Desolvidados de regreso a la casa de la magia que nos salva

30/04/2014

Por Laura Inés Martínez Coronel para Caras y Caretas
 

«Desolvidar significa volver a recordar, sacar del olvido, redescubrir, reinventar. Desolvidar es volver al pasado, encontrar el valor que buscamos y volverlo presente.»
Susana Aliano Casales

 

Susana es una editora independiente, una mujer muy cálida, como una dulce fogata en invierno, a su lado uno se siente muy a gusto, es amable, talentosa, decidida, arriesgada, comprometida con la vida y su trabajo.

 

Hace unos años apostó a la creación de un espacio para «desolvidar», teniendo en su propia casa el lugar de trabajo, luchando a diario, emprendiendo caminos de magia para volver lo imposible obligatoriamente posible.

 

La Colección Desolvidados nace para rescatar poetas no reeditados en los últimos años, para redescubrirlos,  y estos poetas  se encuentran con ilustradores contemporáneos en las páginas realmente hermosísimas de un libro álbum. La poesía, la pintura, se unen, para darle al Arte su verdadera dimensión de comunión y encuentro para parir milagros cotidianos.

 

¡Más Pimienta!, libros para saborear es una editorial que se especializa en libros destinados a niños reales, no subestimando su inteligencia, son verdaderos caminos de regreso a la casa que somos nosotros mismos.
 

Quizás por la enorme brecha cultural que existe y tiende decididamente a empeorar —negarlo sería tener ojos en la espalda y no hablamos precisamente de nostalgia— aún en muchas escuelas se sigue «enseñando» con los viejos libros Disney que son un extraño divertimento que ya no es palabra que nos salva, bellas durmientes que van a seguir dormidas sin demasiada belleza y sí mucha sumisión, enanitos grotescos, caperucitas vanidosas pero salvadas in eternum por un cazador inexistente y la felicidad rotunda de la cenicienta buscazapatitos de cristal, cuentos que inicialmente no fueron escritos para estupidizar sino para enseñar verdaderamente, pero que Disney se ocupó en llenarlos de falsas monarquías y banalizaciones graves que evidentemente influyeron e influyen en el pensamiento colectivo que propicia el patriarcado y la cosificación de los seres humanos.

La mujer boba, el hombre no menos bobo que por ganar a la generala persiguiendo a Barbie se autodestruirá es el mensaje casi genocida de las muchas princesas que vinieron después de la mano del capitalismo y su imperio destructivo.

 

Susana Aliano apuesta a la literatura infantil que transforma la realidad —eso es el Arte— pero sin alejarse de ella. Como muchos uruguayos que trabajan para que estalle el estampido fatal de la esperanza busca también ser parte de los desolvidados de todos los tiempos y gracias a ella llegan poemas hermosos pero jamás banales, palabras para salvarnos, magia de duende ileso, belleza y reflexión.

 

Conocí a Susana hace un par de años, en su casa llena de árboles, escaleras, libros, y paisajes viscerales inigualables. Allí trabajaba prácticamente sola y sin descanso. Traje tesoros. Una colección de cuatro libros que trabajé en escuelas ante la fascinación de los niños que se mostraban muy interesados ante una forma novedosa de verse en ellos. Preciosas ilustraciones, preciosas palabras palpitantes, incluso algunos escritos en cursiva.

 

Las maestras no los conocían y eso no deja de parecerme sorprendente, es real que nadie va a leerse nunca todos los libros del mundo, pero hay que conocer lo nuevo, lo que respira ahora, personas jóvenes luchando por dar lo mejor de sí, con cuidado y respeto en el trabajo. De todas maneras mostraron apertura, pidieron detalles, trabajaron con alegría ante lo que para ellas también era una nueva manera de entenderse con la vida, proceso que no termina jamás.

 

La poesía infantil uruguaya es muy limitada, es un género difícil en general, pero es muy interesante ver lo maravillados que se muestran los niños ante ella. Los libros de la editorial de Susana son extraordinarios. El contenido, la construcción, la manera edificante de presentarlos, solo quien ve el mundo por dentro captando fotografías interiores, quien puede descubrirlo por debajo de los párpados sería capaz de brindar algo tan bello. Los ilustradores que trabajan en los libros son excelentes.

 

Es muy difícil tener una editorial independiente y que esta sobreviva.

Ella se hace responsable de prácticamente todo, la burocracia, los papeles, organizar, encontrarse, desorganizar, reencontrarse, trata de estar en cada feria del libro, con dificultades varias para el traslado de los suyos, atendiendo el stand, entregada por entero a un trabajo en el cual toda su vida está llena de palabras y de imágenes ofreciendo belleza con idea como trozos de pan resplandeciente.

 

El viernes en la ciudad de  San José junto al ilustrador maragato Mauricio Marra Arnábal presentó su primer  libro autoeditado Regreso a casa. Tomando el tema de la violencia doméstica, hace nacer una flor gigantesca de un silencio que grita.

 

Claro que tenemos muchos pájaros oscuros en el camino, incluso disparan de nuestras cabezas pero hay maneras de retornar y ese trabajo que puede parecer sencillo no lo es tanto y el rol del artista es fundamental.

 

Susana conoce los modos de reconciliarnos con la vida.

Otra uruguaya más, mujer pequeña pero gigantesca, nunca rasgada, engendrando la maravilla por la enorme capacidad de amor que Silvio cantara.

 

Ha ganado premios pero todo lo que hace nace antes que nada de una decisión y es fruto del esfuerzo y no de subvenciones estatales con las que prácticamente no cuenta. Como dice un desolvidado que ella rescatara para redescubrirlo, Alfredo Mario Ferreiro: «está jugando al trompo con las olas en el patio azul del horizonte».

Etiquetas:

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La ilustradora Guillermina Marino nos cuenta sobre el libro Yo, lector

August 14, 2018

1/4
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Etiquetas
Please reload

Síguenos